Limpia tus chakras con el cristal de Turmalina Negra, un gran purificador de energía en el mundo de los cristales curativos, y una gran ayuda para la concentración.

Etimología

Le llamaban “tourmali” los habitantes de Sri Lanka a unos zircones de colores que resultaron ser un mineral totalmente diferente.

Mineralogía

  •  Dureza: 7
  •  Color: Negro
  •  La Raya: Blanca
  •  Lustre: Vitreo
  •  Fractura: Concoidea, irregular
  •  Exfoliación: Imperfecta

Yacimientos

Localizamos fantásticos ejemplares en Brasil, USA, Canadá, África, India, China, Rusia, Afganistán y, anecdóticamente, en España se han encontrado pequeños cristales en Andalucia.

Propiedades

Esta misteriosa y seductora piedra representa el rayo de color negro, un tono absorbente que atrae a todos los demás colores del espectro.

Debido a su poderosa habilidad para limpiar la negatividad, la Turmalina Negra es un componente clave en los rituales de limpieza diarios.

Aumenta sus poderes de purificación de energía cuando combinas turmalina negra con sal marina en un tarro de eliminación de negatividad.

Es también un poderoso protector contra los vampiros de la energía, ayudando a poner límites entre usted y los demás.

Poder

La energía del planeta es caótica pero con la piedra de Turmalina Negra en su vida, siempre siéntase firmemente anclado a la tierra y sus vibraciones sanadoras.

La Turmalina Negra funciona como una esponja, absorbiendo toda la energía negativa que la rodea. Es por eso que es importante limpiar sus piedras diariamente para poder acceder a todo su potencial de curación.

Empieza manchando la piedra con salvia y luego lleva su energía a otro nivel colocándola en un tazón de vidrio lleno de agua de manantial.